YOGA MÁS ALLÁ DE LA ESTERILLA

YOGA MÁS ALLÁ DE
LA ESTERILLA

A menudo mis alumnas cuando terminamos una sesión me dan las gracias por haber conseguido llevarlas no sólo a un espacio de bienestar físico si no también mental, emocional y cómo no de crecimiento personal y de capacidad de afrontamiento de la enfermedad. Una de ellas, Rocío, me emocionó un día al terminar la clase y abrazándome me dijo que era “su hadita”. Le dije que ella era quien tenía la varita.

Siempre les digo, acuérdate de ésto, de ésta sensación del Ahora y llevátela a cualquier lado fuera de la esterilla. Respira cuando estés en la sala de espera antes de una revisión, canta un mantra mientras estés en radioterapia, escucha una meditación mientras recibes tu tratamiento de quimioterapia, estira tu espina dorsal cuando te sientes en el autobús, abriendo tu pecho para expandir el chakra Anahata, da paseitos con tus manos por el techo del coche cuando estés conduciendo si acabas de ser operada y te han quitado los ganglios y alarga tus brazos concientemente hacia el cielo cada vez que puedas. Sonríe al frutero, a la conserje del cole de tu hijo, y da gracias una y otra vez cada vez que salgas de casa poniendo tus sentidos en cinco cosas que veas, cinco cosas que puedas oler, cinco cosas que puedas escuchar, otras cinco que puedas tocar y haz una comida consciente, masticando bien cada alimento para intentar captar cinco sabores o texturas distintas. Haz Yoga todo el día! Porque sin duda  es la mejor arma que tienes para estar en paz y fuerte frente a la enfermedad.

Patanjali fue un sabio de la India autor de los Yoga Sutras, uno de los textos referencia del Yoga. Definió el Yoga como “el cese de las fluctuaciones de la mente” y estructuró ocho pasos para lograrlo:

Yamas: Conductas Morales hacia los demás (como no violencia, no robar, no falsedad, no avaricia,

Nyamas: Concuctas individuales hacia uno mismo

Asanas: Práctica fisica (posturas)

Pranayama: Técnicas de Control de la respiración

Pratyahara: Abstracción de los sentidos

Dharana: Concentración

Dhyana: Meditación

Shamadhi: Iluminación o Conciencia plena

Recuerda, el Yoga no se limita a la ejecución de asanas se trata de una actitud ante la vida que llevas más allá de la esterilla.

Namasté