Yoga oncológico

Yoga es el viaje de uno mismo a través de uno mismo hacia uno mismo

LOS BENEFICIOS DEL YOGA

El Yoga es un método para paliar los efectos secundarios de los tratamientos y esa “montaña
rusa” de emociones que produce la enfermedad.
Beneficios en
movilidad y flexibilidad
En Yoga Oncológico trabajamos siempre con movimientos simétricos. La zona afectada es la que marca el rango de movimiento…
Beneficios en
la fuerza muscular
Cuando practicamos Yoga actuamos sobre todos los músculos, esqueléticos a través del movimiento, lisos a través de la respiración y cardíaco…
Beneficios en
en la densidad ósea
La pérdida de densidad ósea no se advierte fácilmente. Cuando la masa ósea se encuentra baja se le llama osteopenia…
Beneficios en
el sistema inmunitario
El sistema inmunitario es una suerte de ejército de células que atacan a agentes patógenos como las células cancerosas.
Beneficios en
el sistema linfático
El sistema linfático es una red de órganos, ganglios linfáticos, conductos y vasos linfáticos que producen y transportan linfa…
Beneficios
emocionales

El Yoga adaptado a las personas con cáncer ayuda a paliar la “montaña rusa” de emociones que genera la enfermedad.  Las prácticas de relajación y respiración calman el sistema nervioso.

Sobre mí:

Verás, he pasado gran parte de mi vida entre platós de televisión y reportajes en vivo para diferentes canales de mi país. Hasta que un día me detectaron un cáncer de mama y mi vida se paralizó. ¡Adiós al trabajo y bienvenida a afrontar la enfermedad y las consecuencias psíquicas que conlleva! Y en ese camino estaba el Yoga. Me convertí en maestra de Hatha y especialista en Yoga Oncológico para poder ayudar a otras personas en la misma situación.

QUÉ OPINAN NUESTROS ALUMNOS
SOBRE YOGA Y CANCER

“Me diagnosticaron hace un año un cáncer de mama y hace poco he terminado la radioterapia. El Yoga es un método que me viene muy bien para poder recuperar la movilidad del brazo tras la operación y también intentar evitar el linfedema. Venir a las clases de YogayCáncer es además un momento de calma y de fortalecerme a mí misma con el apoyo de los compañeros que están pasando por una situación similar. Es una experiencia que ayuda a escuchar a tu cuerpo y trae bienestar sin duda”.

Concha

“Tengo cáncer de ovarios. Desde que empecé a practicar Yoga me enfrento de otro modo a los tratamientos. Sé que algunos días la quimio me deja tan cansada que no puedo hacer más que los ejercicios de respiración, pero sólo éso me ayuda. Al tercer día ya estoy moviendo mi cuerpo y sintiendo como reconecto con él dándole el mensaje de que anquilosarse con es ninguna opción”.

Alicia

“Cuando con 65 años recién jubilado me dijeron que tenía cáncer de próstata me hundí, pero el Yoga me ha ayudado incluso más que una terapia psicológica. Siento en mí mismo las evidencias científicas de que este tipo de ejercicio reduce la fatiga, refuerza la  musculatura, me quita gran parte de los dolores articulares y cómo no aumenta mi bienestar emocional. Deberían prescribirlo y poner salas de Yoga para los pacientes de cáncer en los hospitales”.

Adolfo

ÚLTIMAS ENTRADAS DEL BLOG

ASANAS PARA ALIVIAR EL CANSANCIO

A veces por el efecto de los tratamientos uno está demasiado cansado para realizar una práctica completa. He escuchado muchas veces eso de “estoy demasiado

TAN IMPORTANTE COMO RESPIRAR

Seguro que has dicho o has escuchando más de una vez “me falta el aire”. Lo saben bien los enfermos de Cáncer, sometidos a emociones

YOGA MÁS ALLÁ DE LA ESTERILLA

YOGA MÁS ALLÁ DE LA ESTERILLA A menudo mis alumnas cuando terminamos una sesión me dan las gracias por haber conseguido llevarlas no sólo a

EN EL PAÍS DEL CÁNCER